emprender asusta

La palabra “emprende” asusta cuando nos han enseñado a pensar como borregos.

Ahora es muy fácil encontrar información de las mil y una formas acerca de como podrías emprender un negocio y encuentro muy favorecedor poner de alguna manera soluciones frente a lo que aparentemente estamos viviendo.

Pero hace unos días me reunía con la profesora de mi hija de 8 años, pues considero que es contraproducente estar hasta altas horas de la noche haciendo deberes con ella.

En primer lugar porque el pequeño refuerzo o aprendizaje que ella puede asimilar en las horas de la tarde-noche; será mínimo, por no decir: Ninguno.

En segundo lugar, es evidente que cuando ha pasado 8 horas del día supuestamente “aprendiendo” encuentro absurdo que deba llegar a casa a “reforzar” ese aprendizaje; es obvio está cansada y sin entrar en detalles; la forma en la que le han trasmitido ese aprendizaje, que se basa en la memorización y no en el cuestionamiento del mismo, lo veo obsoleto.

Ya era obsoleto cuando yo era una niña y de la misma forma cuando llegué a la universidad. Siempre me he caracterizado por cuestionar todo lo que llega a mi mente, producto de este comportamiento también he investigado y profundizado acerca de las carencias de nuestra educación, porque son muchas.

Entre esas carencias, podemos citar: La poca estimulación de la curiosidad.

La curiosidad en si, ya por naturaleza es maravillosa, te permite cuestionarte, explorar, tocar, probar y hasta equivocarte!

Pero es que tenemos miedo a equivocarnos, con lo cual la forma mas fácil y “normal” de hacer las cosas es hacer lo que nos han dicho que está bien, porque cuestionar, explorar, tocar, probar etc… es “peligroso”..

Entonces de esta manera sencillamente nunca te has atrevido, no has experimentado y si no lo has experimentado, nunca te arriesgaste y para emprender se necesita ser Arriesgado.

Lo más seguro es que cuando terminas tus estudios y empiezas a enfrentar la realidad laboral, al salir supuestamente “preparado” con una cantidad de información aprendida de memoria y que en muchos casos ya olvidada.. te dicen:

VEN Y EMPRENDE!!!…

Asusta. Es evidente. No nos han preparado para eso, y es triste cuando tenemos tantas capacidades intrínsecas para explotar y que han sido adormecidas por una educación que con los niños de hace ya 30 años no funcionaba, ahora? Menos.

Mi recomendación, mi próximo regalo: Antes de emprender, conócete!..