Con una Actitud Positiva no haces nada

Con una Actitud Positiva no haces nada

Si eres de los que se levanta en las mañanas con una sonrisa de oreja a oreja, y logras mantenerla durante todo el día y todos los días, te felicito!!..  pero creo que hay algo que no estas gestionando bien.. si como lo oyes, puesto que va en contra de nuestra naturaleza más natural y compleja.

Es importante recordar que somos animales de al fin al cabo y nos comportamos como tal, un ejemplo muy claro es cuando nos despertamos, el cuerpo necesita unos cuantos segundos por no decir minutos para reactivarse, para volver a conectar con esta otra realidad, y es un precioso proceso que hay que dejar que fluya desde adentro, aceptándolo sin más..

Cuando alteras de forma arbitraria estos estados de ánimos, con excesos de alegría y entusiasmo desmedidos, es más que lógico que luego alcances los más bajos estados de ánimo como la tristeza, el desánimo e incluso cansancio, recuerda todo lo que sube tiene que bajar..¿Porque? Sencillamente porque te estas esforzando, estas luchando en contra de propia naturaleza.

Es evidente que hay unos días mejores y otros peores, unos días mas alegres y otros más tristes, pero no es precisamente la actitud positiva lo que hace que sean más llevaderos, no.

Lo que hace que nuestra vida fluya de manera perfecta es el Equilibrio Mental, eso es lo natural.

Estamos tan cansados de las malas noticias, de las energías densas y pesadas, que nuestro mejor oxígeno es ir al extremo de las cosas y estar felices todo el tiempo profesando una Actitud Positiva desbordada y sin sentido. Este tipo de comportamientos sólo es el principio de nuestra evolución, pues estamos empezando a aprender y reconocer que tenemos el poder de elegir que actitud tomar.

Lo más natural es una actitud de Tranquilidad, de Fluidez, del saber estar, de aprender a mantener un Equilibrio¿Cómo? Muy fácil:

  1. Reconociendo tus estados de ánimo y aprendiendo a gestionarlos.
  2. Haciendo ejercicio.
  3. Sacando 5 minutos de tu día para estar en silencio y RESPIRAR
  4. Empezando a comprender que la Alegría, la Felicidad y la Dicha son cosas diferentes.

Si te detienes a pensar los grandes pensadores o sabios de la historia, nunca se les ha visto con comportamientos de entusiasmo excesivo… ¡brincando y saltando de un lado para otro, y con grandes carcajadas todo el tiempo!

Por el contrario, son y han sido personas, muy reposadas, muy cautas donde en el sólo reflejo de sus ojos se siente la dicha infinita de Paz y Tranquilidad, aceptando su esencia más humana.

Bueno y como siempre.. No creas nada de lo que te escribo.. ¡Vé y Experiméntalo por ti mismo!